Inicio » Blog » Ludopatía Pozuelo

Ludopatía Pozuelo

Ludopatía Pozuelo:

Juan empezó a jugar durante el confinamiento por el Covid-19, tenía 28 años y había acabado la carrera aunque estaba desempleado. Cuando acudió a nuestra consulta jugaba sobre todo para afrontar situaciones difíciles de su vida.

Ha trabajado en numerosas ocasiones, pero siempre en empleos temporales que no duraban demasiado. Por esta razón nunca había logrado sostener una economía propia que le permitiera independizarse.

Vivía con sus padres y con su madre tenía una relación distante. Cuando empezó a jugar, sus padres trataron de controlarle, pero él se quedaba hasta altas horas de la madrugada, cuando sus padres dormían para poder jugar online.

Ludopatía Pozuelo

En esta época coincide también con una ruptura de pareja, lo cual hizo que se deprimiera mucho, se sintiera solo y desesperanzado, “no lograba que nada en su vida fuera bien”. Así por lo menos mientras jugaba se olvidaba de todo.

Al principio lo pasaba bien, pero más adelante, cuando empezó a perder dinero, se agobiaba mucho con la pérdida y seguía jugando para poder recuperarlo, cosa que nunca pasaba, cada vez perdía más y se agobiaba más

Durante su tratamiento, además de abordar el tema de la adicción directamente también realizamos algunas sesiones dirigidas a la mejora de la relación familiar, especialmente con su madre. Dejó de jugar en un mes, aunque la terapia se alargó algunos meses más. Juan consiguió mejorar sus relaciones interpersonales, la comunicación con su familia y además, encontró trabajo.

Ludopatía Pozuelo

Los tratamientos de adicciones suelen tener tres fases:

  1. Evitar el deseo o control estimular. Consiste fundamentalmente en “ponerse las cosas difíciles” para realizar la conducta adictiva. En este caso, Juan, jugaba al Póquer Online, así que buscamos aplicaciones que controlaban que no entrara en ciertas páginas
  2. Entrenamiento de habilidades de afrontamiento. Una persona empieza a jugar por algún motivo, desde evitar el aburrimiento hasta como lo pasaba a Juan, evitar el malestar que le causaba su situación de desempleo. Además de tratar la adicción propiamente dicha, es necesario que la persona sepa gestionar aquello que le llevó a jugar de una manera que sea beneficiosa para sí mismo en lugar de a través del juego.
  3. “Citarse” con el deseo. Una vez que la persona tiene habilidades de gestión, es importante ir quitando aquellos obstáculos externos que nos ayudaban a no jugar para desarrollar autocontrol. Puede parecer contradictorio, pero esta fase nos ayuda a prevenir recaídas. Nunca se sabe cuándo nos vamos a encontrar en una situación de riesgo y si la hemos superado con ensayos controlados en mucho menos probable que volvamos a jugar.

Contacta con nosotros.

Más información sobre la adicción al juego.

Ludopatía Pozuelo.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.