Inicio » Blog » ¿Cómo controlar los nervios?

¿Cómo controlar los nervios?

¿Cómo controlar los nervios?

Sentirse nervioso ante algunas situaciones como hacer un examen, empezar en un trabajo nuevo, una reunión importante, una primera cita etc, es normal, pero está bien tener algunos truquillos para controlarse…

Lo primero es aceptar que estamos nerviosos y no sentirnos más por ello e intentar luchar con lo que sentimos. Los nervios son ansiedad, miedo o precaución ante una situación exigente para nosotros y en la que tenemos cierto temor a que no salga bien del todo.

Nuestro organismo se prepara para correr porque es la forma ancestral de afrontar los peligros. Cuando éramos primates y teníamos que escapar de los leones, lo más eficaz era salir corriendo. Lo malo es que en la actualidad en las situaciones que interpretamos como peligrosas, correr no vale de nada.

Si te fijas, las sensaciones que tenemos cuando estamos nerviosos son las mismas que cuando corremos: tensión muscular, respiración acelerada, calor, sudoración, pensamiento rápido impulsivo y poco reflexivo, etc.

Una vez que hemos aceptado que estamos nerviosos conviene preguntarse por qué: ¿Por qué me pone tan nervioso esta situación? ¿Quién o qué me hace sentir nervioso? ¿Cuáles son las razones que desencadenan esos nervios? ¿Estoy pensando de una manera realista o estoy siendo exagerado o catastrofista?

¿Cómo controlar los nervios?

Estas preguntas te darán una pista sobre qué partes de la situación te producen temor. Te sirven para prepararte mejor ante esos aspectos en los que te sientes menos seguro y te ayudan también a relativizar el miedo. Puedes hacer ensayos mentales de la situación en la que pones en marcha diferentes soluciones a los obstáculos que te vas encontrando.

Busca ejemplo en tu memoria de otras situaciones similares en las que hayas salido bien parado y si es una situación completamente nueva, busca entonces en tu pasado cómo afrontaste otras situaciones nuevas en las que te encontrarte.

Puedes coger un papel y escribir acerca de cómo te sientes y lo que piensas, este ejercicio sirve para ver las cosas de otra manera. Otra forma de lograr este mismo objetivo es hablar de tus nervios con una persona de confianza.

También conviene recordad que ciertos nervios producen una mejor actuación. Así lo descubrieron los psicólogos Yerkes y Dodson en 1908: es necesaria cierta activación para realizar correctamente una tarea. Si tenemos poca ansiedad o demasiada el rendimiento se ve perjudicado.

¿Cómo controlar los nervios?

Espero que estos consejos os sirvan para gestionar mejor aquellas situaciones en las que os ponéis nerviosos. De todas formar si eres una persona muy nerviosa, tal vez podrías plantearse acudir a nuestra consulta para analizar tu caso de una forma un poco más pormenorizada.

Entre un 15 y un 20% de la población sufre de problemas de ansiedad que requeriría de atención psicológica y si en tu familia hay antecedentes tienes un 45% más de probabilidad de desarrollar un trastorno de ansiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.