Inicio » Blog » Miedo Dormir Pozuelo

Miedo Dormir Pozuelo

Miedo Dormir Pozuelo

Juana es una niña muy buena y muy cariñosa, obediente y alegre. Pero cuanto llega la noche se convierte en una tremenda pesadilla para sus padres, no quier dormir sola y cuando lo consigue, se despierta a media noche llamando a sus padres. Ellos no saben ya lo que hacer, han intentado dejarla llorar, pero su madre se muere de pena al escucharla. A esta familia le vendría muy bien acudir a Psicología Europa.

Hemos hablado las semanas anteriores de las emociones de los niños pequeños. Empezamos hablando del enfado y hoy nos vamos a encargar de otra emoción muy frecuente en los peques, el miedo. Como en el enfado, no saben manejar esta emoción y es nuestro deber ayudarles. El miedo se manifiesta más frecuentemente en los niños a la hora de ir a dormir. Así que aquí os dejo unas pautas para facilitar esos momentos.

■ Para un niño, cuanto más predecible es una situación, menos miedo da. Así que la creación de rituales antes de ir a la cama ayuda. Procura hacer siempre lo mismo y en el mismo orden antes de acostarle. Baño, cena, lavarse los dientes, cuento… Se separa de nosotros. Debemos mostrarnos flexibles y comprensivos, ayudándoles en este, como en los demás terrenos, a crecer seguros de sí mismos y de nuestro cariño.

■ Todos sentimos miedos. Es importante decirle a nuestro hijo que el miedo es un sentimiento que todos tenemos. No debe avergonzarse por ello. Cuando algo nos preocupa, no nos podemos dormir, tenemos pesadillas o nos despertamos a menudo. Al niño pequeño le ocurre igual. Nosotros, para tranquilizarnos, nos levantamos, bebemos agua, leemos un rato, nos ponemos a pensar en cosas agradables o vemos la televisión. El niño pequeño no puede hacer esas cosas o no las puede hacer solo. Para él su fuente de protección y seguridad es llamar y que le contesten: llamar a sus padres y sentir que están ahí.

■ Hay que transmitirle al niño que el miedo se pasa y enseñarle estrategias que puede poner en práctica desde los tres años, como pensar en otra cosa, en su juguete favorito, en la lista de los reyes magos, en una película o personaje de dibujos que le guste…

■ Resulta muy tranquilizador para los niños si, tras las rutinas nocturnas, se aprovecha el momento para repetirle nuestro cariño y hacerle sentir que valoramos cómo es y cómo se comporta. Decirle que le queremos, que hoy se ha vestido muy bien o que en el cole nos han dicho que ha comido solo, contribuye a reforzar el vínculo afectivo con el pequeño y a hacerle sentir seguro. El hecho de que nuestro hijo necesite seguridad para dormir no significa que tenga mal hábito de sueño, simplemente, todavía es pequeño.

■ Algunas causas como el frío o el calor, tener hambre o el estómago demasiado lleno, tener sed, haber realizado una actividad física intensa, los ruidos de la casa o, simplemente acercarnos a la habitación para ver que todo vaya bien (haciendo ruido sin intención) puede ser causa de que el pequeño se despierte.

■ Los niños creen que pensar en una cosa que asusta puede producirla. Por la noche, la fantasía cruza los límites de la realidad y el niño se siente indefenso. No puede controlar ni sus pensamientos, ni su miedo. Cuando el pequeño nos llame desconsolado, es necesario acudir en su ayuda. ¿Hay algo que dé más miedo que estar atemorizado y solo? Podemos tranquilizarle diciendo que sabemos que tiene miedo, que sólo era una pesadilla pero que ya se ha pasado. Debemos esperar a que el pequeño se tranquilice para volver a nuestra habitación.

Miedo dormir Pozuelo

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un aprendizaje normal del sueño. Si se ha producido un desarrollo problemático y el niño ha aprendido a hacer un uso disfuncional de nuestra atención, es necesario modificar esta intervención supervisado por un experto.

■ Los niños de estas edades no suelen hablar de lo que les preocupa y tratan de evitar las situaciones o los pensamientos que les dan miedo. Es muy útil tratar de que nuestro pequeño exprese su miedo, bien preguntándole directamente o a través de juegos o dibujos. Si estamos atentos a sus juegos y expresiones plásticas puede que averigüemos que se asustó, por ejemplo, en un documental sobre serpientes, o viendo unos dibujos  en los que aparecía un personaje que expulsaba rayos por los ojos y tenía una voz cavernosa, aunque en ese momento ¡parecía que estaba encantado!.

■ Recuerda que los temores antes de acostarse y la pesadillas son parte del desarrollo del niño. Sin embargo, hay que tener en cuenta que situaciones diarias estresantes, como la pérdida de un ser querido o un ambiente familiar tenso pueden hacer que el pequeño se sienta inseguro o estresado y pueden reflejarse a la hora de dormir o durante el sueño. En estas situaciones es importante detectar la causa del desasosiego e intentar resolver la situación que provoca la ansiedad del pequeño.

Si tu hijo tiene problemas para dormir, todos lo tenéis, por eso no esperes más y ponte en contacto con nosotros, te atenderá directamente un terapeuta infantil especializado en estos casos que puede darte algunas orientaciones valiosas de manera totalmente gratuita. Llamar no te compromete a nada, pero puede ayudaros mucho a todos.

Además, si quieres saber más cosas con las que ayudar a tu hijo, no te olvides de suscribirte a nuestro blog, serás de los primeros en recibir nuestras nuevas publicaciones directamente en tu correo sin coste alguno. Puedes sugerirnos temas que te interesen para que escribamos sobre ellos.

Para terminar, vamos a atrevernos a pedirte que compartas esta información en tus redes sociales, cuanto más lejos llegue más probable es que lo lea alguien que realmente lo necesita y tú puedes ayudarles. ¡Muchas gracias!

Paloma Díez, directora de Psicología Europa, tu psicólogo infantil en Pozuelo. Centro especializado.

Palabras Clave: Miedo Dormir Pozuelo, Niños Miedo Dormir Pozuelo, Hijo Miedo Dormir Pozuelo, Problemas Miedo Dormir Pozuelo, Mi Hijo Miedo Dormir Pozuelo, Hijo Problemas Miedo Dormir Pozuelo

Miedo Dormir Pozuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *