Inicio » Blog » Autoestima Hijo Pozuelo

Autoestima Hijo Pozuelo

Autoestima Hijo Pozuelo

Parece que César tiene muy buena autoestima, con frecuencia le cuenta a su madre: soy el mejor en el equipo de fútbol, soy el mejor en mates… Pero luego tiene muy mal perder y cuando algo no le sale a la primera, se enfada y lo deja enseguida.

La autoestima es la valoración que cada uno hace de sí mismo. Al contrario de lo que comúnmente se piensa, una buena autoestima no consiste en pensar que uno es muy bueno y tiene muchos valores. Una buena autoestima implica autoconocimiento, valoración de los aspectos positivos y aceptación de los negativos. Una percepción general de que uno es una persona valiosa, a pesar de sus fallos.

Pero eso no implica la negación de las faltas que cometemos, más bien todo lo contrario. Cuando una persona no es capaz de reconoces sus fallos suele ser un signo de que hay alguna falla de autoestima por algún lado. Para este tipo de personas, fallar es terrible y por eso son incapaces de reconocer aspectos negativos en sí mismo. Y es terrible porque asocian ser una persona valiosa con ser una persona sin equivocaciones. La autoestima no es eso. Es poder reconocer nuestros defectos y estar tranquilos con uno mismo. Saber que somos valiosos aún con fracasos. Los errores son una parte inevitable de la vida.

Autoestima Hijo Pozuelo

Esto no nos tiene porqué llevar a la autocomplacencia y al inmovilismo. Es bueno evolucionar, querer mejorar nuestros aspectos negativos, pero desde la tranquilidad y no desde el agobio por tenerlo o la negación. Para ayudar a nuestros hijos a desarrollar una buena autoestima es necesario saber que:

■ Nuestras actitudes y palabras son fundamentales en la imagen que nuestros hijos construyen de sí mismos. Demostrar interés e implicarnos de forma positiva en los acontecimientos diarios y sentimientos de nuestro hijo, le hará sentir especial, alguien a que merece ser escuchado.

■ Construir una adecuada imagen corporal es un aspecto básico del conocimiento y la apreciación de uno mismo. Una buena estrategia es usar espejos donde el pequeño aprenda a conocer y valorar cómo es físicamente. Un espejo en su habitación puede ser un buen aliado en esta tarea.

■ Es muy importante que el pequeño se sienta seguro y libre tanto para hacer adecuadamente las cosas como para errar. Aprender significa, en muchas ocasiones, equivocarse. Necesita sentirse libre psicológica y emocionalmente.

■ Es contraproducente utilizar descalificaciones cuando los pequeños se equivoquen o comentan errores típicos y propios de la imprecisión. Por ejemplo, cuando un niño de tres o cuatro años derrame la sopa de la cuchara, no es adecuado decir “ya se te ha derramado, como siempre”. Esta frase llevará al niño a pensar que es inepto a la hora de manipular una cuchara, lo que probablemente le hará más inseguro cuando tenga que volver a hacerlo, y esto a su vez, hará más probable que en la siguiente ocasión ocurra lo mismo.

■ Fomentemos su autonomía personal. Esta autonomía comienza con actividades como lavarse los dientes, vestirse y desvestirse, comer, ordenar sus cosas. No se trata de que el pequeño se responsabilice de sí mismo (al menos no por el momento), se trata de que vaya familiarizándose y aprendiendo a realizar actividades de la vida cotidiana que le permitan ser cada vez más autónomo. Esto le ayudará a reforzar una imagen de sí mismo como ser competente y capaz.

■ No obstante, recordemos que nuestro hijo nos necesita. Es muy común que los niños de cuatro años, en muchas ocasiones, pidan más ayuda de la que necesitan realmente o que digan que quieren que les demos de comer o que les vistamos. No debemos negarles estos pequeños privilegios. Hacerse mayor es una tarea difícil.

■ Pero hemos de enseñar al niño los movimientos básicos para realizar todas las actividades de las que acabamos de hablar. Es muy importante indicarle al pequeño cómo ha de ir realizando todas estas acciones de autonomía. Dar instrucciones claras, precisas y adecuadas a su edad y, sobre todo, nada de exigencias. El juego y el buen humor, es el mejor aliado para el aprendizaje.

■ Sabemos que las palabras y los comentarios hirientes tienen repercusiones psicológicas y emocionales negativas que afectan a un curso sano del desarrollo. Debemos enseñar al niño a ser optimistas respecto a que hay cosas que aún no puede hacer pero que en un futuro lo hará.

■ Ayudemos a nuestro hijo a valorarse. Hemos de guiarle para que se sienta satisfecho de lo que hace bien pero también a conocer sus límites y a ir aceptando que hay cosas para las que no es tan habilidoso. No le expongamos constantemente a ellas, serán fuente de frustración. Enseñémosle a intentar las acciones por sí mismo y, muy importante, también a pedir ayuda si no es capaz de realizarlas. Eso no supone que el niño deba sentirse torpe. De hecho, la utilización de frases y modos de petición de ayuda correctos, es un aprendizaje esencial de las relaciones emocionales y sociales. Un entorno de cariño, confianza y seguridad de ser amado por ser él, son las claves para un desarrollo sano.

Si tienes alguna sospecha de que tu hijo no tiene una buena autoestima, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros ahora mismo, te atenderá directamente un terapeuta infantil especializado en estos temas que puede darte algunas valiosas orientaciones. Llamar no te compromete a nada, pero puede mejorar mucho la calidad de vida de tu hijo.

Además si tienes un hijo, te interesa suscribirte a nuestro blog de inmediato. Seras de los primeros en recibir directamente en tu correo todas nuestras nuevas publicaciones sin coste alguno. Puedes sugerirnos temas que te interesen para que escribamos sobre ellos.

Por último vamos a pedirte que compartas esta información en tus redes sociales, cuanto más lejos llegue más probable es que la lea alguien que realmente la necesita y tú, puedes contribuir a ello. ¡Muchas Gracias!

Paloma Díez, directora de Psicología Europa, tu psicólogo infantil en Pozuelo, centro especializado.

Palabras Clave: Autoestima Hijo Pozuelo, Mejora Autoestima Hijo Pozuelo, Problemas Autoestima Hijo Pozuelo, Tratamiento Autoestima Hijo Pozuelo, Psicólogo Autoestima Hijo Pozuelo, Aumentar Autoestima Hijo Pozuelo

Autoestima Hijo Pozuelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *