Inicio » Blog » Depresión Postparto Pozuelo

Depresión Postparto Pozuelo

Depresión Postparto Pozuelo

Ya la querrás… Eso le dijo el médico a mi madre cuando yo nací. Y es que ella cuenta que tras el parto tenía una sensación rara, nada parecida a lo que le habían contado que se sentía cuando tienes un hijo. Es día más feliz de mi vida, le quiero más que a nada en el mundo, el instinto maternal etc…

Lo que mi madre me ha contado que pensaba es algo así como: Bien, yo quiero a mi marido, yo quiero a mis hermanos, yo quiero a mis padres… ¡Pero a esta persona que acaba de nacer no la conozco de nada!

Últimamente, algunas personas cercanas a mi han sido madres por primera vez y mientras estaban embarazadas les conté esto que os estoy contando hoy a todos. Cuando he ido a conocer a sus bebés, me he encontrado comentarios de tipo: “Cuánto me acordé de ti y de tu madre el día del parto

Y es que resulta que estos sentimientos que tuvo mi madre no son tan infrecuentes. Los estudios indican que entre un 50 y un 75% de las mujeres experimentan emociones negativas tras el nacimiento de un hijo.

Los principales síntomas del denominado “Baby Blues” son sentimientos de abandono, miedo, extrañeza, sensación de que se debería estar sintiendo algo diferente a lo que se debería sentir, invertidumbre etc.

Pero esto que es en principio normal, en ocasiones se complica cuando las mujeres se sienten culpables por la aparición de dichos sentimientos. El desconocimiento y las creencias sociales hacen que la expresión de este tipo de emociones sea tabú y que algunas mujeres piensen que son malas madres por experimentarlos.

Depresión Postparto Pozuelo

El mejor consejo que te podemos dar es que lo cuentes y que pidas ayuda. Se ha demostrado que el apoyo social es un factor protector que influye en que los primeros sentimientos negativos no se intensifiquen y se hagan duraderos transformándose en una depresión post parto.

Otro paso importante es cuidarse. Mantener un orden en las comidas, intentar dormir y hacer un ejercicio físico moderado ayudará. En la medida que puedas planifica algunos ratos agradables para ti sola.

No te castigues. A ser madre también se aprende, nadie nace sabiendo. Qué las mujeres tenemos dones naturales par la crianza de los hijos,  es un mito. Cometerás errores, seguro, pero eso no te convierte en una mala madre. Los bebés están programados para la superviviencia, generalmente las equivocaciones que puedas cometer no serán determinantes para su vida.

Así que ya lo sabes si has sido madre recientemente y te sientes un poco rara, extraña o incluso triste, no te preocupes es normal. Acude a consulta para que te orienten sobre cómo mejorar tu situación. En psicología Europa contamos con profesionales especializados en la atención psicológica que pueden ayudarte con tu problema.

Consultar con nosotros no te compromete a nada, pero puede aliviar algún malestar que tengas. Te atenderá directamente una psicóloga perinatal que puede darte algunas valiosas orientaciones de manera totalmente gratuita.

Y si te interesa la psicología, no te olvides de suscribirte a nuestro blog ahora mismo. Serás de los primeros en recibir todas nuestras nuevas publicaciones directamente tu correo y sin coste alguno. Puedes sugerirnos temas para que escribamos sobre ellos.

Para terminar vamos a pedirte que comparta esta información en tus redes sociales. Los sentimientos de los que hemos hablado en este artículo son muy frecuentes. Pero también constituyen un tabú del que a veces en determinados entornos no se puede hablar. Con tu gesto puedes contribuir a transformar esta realidad y ayudarnos a ayudar a quien realmente lo necesita ¡Muchas Gracias!

Paloma Díez, directora de Psicología Europa, tu psicóloga perinatal en Pozuelo. Centro especializado.

Palabras Clave: Depresión Postparto Pozuelo, Tratamiento Depresión Postparto Pozuelo

Depresión Postparto Pozuelo

One comment

  1. Pilar says:

    Pero no pasa nada, ese sentimiento tan contrario a lo que te habían contado “el día más feliz de mi vida”, cambia con rapidez, porque a la niña la miras a cada instante, la tocas a todas las horas, la sientes cada momento, la cuidas con todo el alma, la compartes con tu pareja y la disfrutas. Y eso sí, eso si que hace que sea lo más importante de tu vida. Porque cuando te mira con esa carita que miran los niños, se te corta hasta la respiración. Y todo eso sucede sin darte cuenta, muy rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *