Inicio » Blog » Pánico Pozuelo

Pánico Pozuelo

Pánico Pozuelo

Una crisis de ansiedad o un ataque de pánico es un incremento en la activación del cuerpo que se interpreta como peligroso, este último matiz es importante porque si la persona no piensa que sus síntomas son algo peligroso (me voy a morir, me voy a volver loco, me voy a ahogar, me voy a desmayar etc.) no es una crisis de ansiedad, igual es otra cosa, a lo mejor más grave, pero no es una crisis de ansiedad. Sin esta interpretación catastrofista estamos ante ansiedad “a secas”

Nos parece muy importante hacer esta distinción porque con demasiada frecuencia se habla de ataques de ansiedad que no lo son. Además este es el primer punto de intervención y el más efectivo con las personas que sufren ataques de ansiedad: la información.

La ansiedad es desagradable, molesta, incómoda y todos los calificativos negativos que la queramos poner, pero no mata. Nadie se ha muerto nunca de un ataque de ansiedad ni se va a morir, por eso, porque la ansiedad no mata.

Podéis consultar en otros artículos que es la ansiedad. Pero por recordarlo brevemente es un mecanismo que nos prepara para escapar de los peligros. El cuerpo es sabio y tiene unos límites, así que cuando está agotando sus recursos llega el cansancio y la desactivación y la ansiedad desaparece. La ansiedad hace que el corazón lata más deprisa, pero si no puede más cesa esta velocidad, no vamos de a morir de un infarto por ansiedad.

La sensación de ahogo viene cuando hiperventilamos y paradójicamente lo que provocamos es un exceso de oxígeno en los pulmones. Recordemos que una de las cosas que hacemos cuando tenemos ansiedad es respirar más deprisa para que llegue más oxígeno a los músculos y así escapar más deprisa, esto que es útil si tenemos que correr porque nuestra vida depende de que no nos alcance un depredador, es muy útil, pero si tenemos ansiedad por miedo a volar no sirve de nada. Inspiramos más oxígeno del que necesitamos y no lo “gastamos” el cuerpo, que es muy sabio, nos envía señales de que dejemos de respirar y de ahí viene la sensación de ahogo.

Otro factor importante en los ataques de ansiedad es la atención excesiva que se presta a las variaciones corporales. El organismo varia y es normal tener en ocasiones taquicardias, si hacemos un movimiento brusco por ejemplo, si nos levantamos deprisa, es normal a veces, tener la respiración acelerada. Cuando percibas estas variaciones de tus constantes vitales trata de distraerte y no prestarles atención.

Así que si tienes un ataque de ansiedad, primero, piensa que no es peligroso, intenta respirar más despacio o dentro de una bolsa, y sobre todo distráete, no focalices tu atención en tus sensaciones corporales, intenta distraerte, habla con alguien, piensa en otra cosa, lo que sea que te permita no estar pendiente de si tu corazón late más deprisa, si tus músculos están tensos o si te falta aire.

Si estos consejos no te ayudan no dudes en consultar con nosotros, estaremos encantados de escucharte.

Te esperamos en Pozuelo, el equipo de Psicólogos de Psicología Europa.

Palabras Clave: Pánico Pozuelo, Ataques Pánico Pozuelo, Tratamiento Pánico Pozuelo

Pánico Pozuelo




3 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *